7 beneficios del agua para la salud

Nuestro cuerpo se conforma alrededor del 60% de agua.

Por lo general, se recomienda beber ocho vasos de agua por día mínimo.

Hoy te damos 7 beneficios para la salud basados en la evidencia científica de beber suficiente agua.

1. El agua ayuda a maximizar el rendimiento físico

Si no nos mantenemos hidratados, el rendimiento físico puede sufrir. Esto es particularmente importante durante el ejercicio intenso o calor alto.

La deshidratación puede tener un efecto negativo en tu cuerpo. Los atletas pierdan hasta un 6-10% de su peso de agua a través del sudor. Por lo tanto deben hidratarse en todo momento.

Se ha demostrado que la hidratación puede reducir el estrés oxidativo que se produce durante el ejercicio de alta intensidad. Esto no es sorprendente cuando se considera que el músculo es aproximadamente un 80% de agua.

Por lo tanto, si haces ejercicio intenso y tiendes a sudar, debes mantenerte hidratado para poder rendir al máximo.

2. La hidratación tiene efecto en los niveles de energía y la función cerebral

Tu cerebro está fuertemente influenciado por el estado de hidratación. Los estudios muestran que incluso una deshidratación leve puede afectar muchos aspectos de la función cerebral.

En un estudio de mujeres jóvenes, la pérdida de líquidos del 1.36% después del ejercicio afectó el estado de ánimo y la concentración, y aumentó la frecuencia de los dolores de cabeza.

Otro estudio similar, esta vez en hombres jóvenes, mostró que la pérdida de líquidos del 1.59% fue perjudicial para la memoria de trabajo y aumento de los sentimientos de ansiedad y fatiga.

Muchos otros estudios, que van desde niños hasta ancianos, han demostrado que una deshidratación leve puede afectar el estado de ánimo, la memoria y el rendimiento cerebral.

3. El agua puede ayudar a prevenir y tratar los dolores de cabeza

La deshidratación puede desencadenar dolores de cabeza y migrañas en algunas personas.

Varios estudios han demostrado que el agua puede aliviar los dolores de cabeza en aquellos que están deshidratados.

Sin embargo, esto parece depender del tipo de dolor de cabeza.

Hay veces que el agua no tiene ningún efecto en la frecuencia de los dolores de cabeza, pero sí puede reducir fuertemente la intensidad y la duración.

4. Beber agua puede ayudar a aliviar el estreñimiento

El estreñimiento es un problema común, se trata de movimientos intestinales poco frecuentes y la dificultad para evacuar las heces.

Con frecuencia, se recomienda aumentar la ingesta de líquidos como parte del protocolo de tratamiento, y hay algunas pruebas que respaldan.

El bajo consumo de agua parece ser un factor de riesgo para el estreñimiento en personas jóvenes y ancianos.

5. El agua puede ayudar a tratar las piedras

Las piedras en el cuerpo son grupos dolorosos de cristales minerales que se forman en el sistema urinario. La forma más común son en los riñones.

Hay pruebas de que la ingesta de agua puede ayudar a prevenir piedras en los riñones.

Una mayor ingesta de líquidos aumenta el volumen de orina que pasa a través de los riñones. Lo que diluye la concentración de minerales, por lo que es menos probable que cristalicen y formen grumos.

6. El agua ayuda a prevenir las resacas

El alcohol es un diurético, por lo que te hace perder más agua de la que ingieres. Esto puede provocar deshidratación.

Aunque la deshidratación no es la causa principal de las resacas, puede causar síntomas como sed, fatiga, dolor de cabeza y sequedad en la boca.

Una buena forma de reducir la resaca es beber un vaso de agua entre las bebidas y tomar al menos un vaso grande de agua antes de acostarse.

7. Beber agua puede ayudar con la pérdida de peso

Beber mucha agua puede ayudarte a perder peso.

Esto se debe al hecho de que el agua puede aumentar la saciedad y aumentar su tasa metabólica.

En dos estudios, se demostró que beber medio litro de agua aumenta el metabolismo en un 24-30% durante hasta 1,5 horas.

Esto significa que beber 2 litros de agua todos los días puede aumentar su gasto total de energía hasta 96 calorías por día.

El momento también es importante, y beber agua media hora antes de las comidas es lo más efectivo. Puede hacer que se sienta más lleno, de modo que coma menos calorías.

De hecho, es mejor beber agua fría, porque entonces el cuerpo utilizará energía adicional (calorías) para calentar el agua a la temperatura corporal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here