7 hábitos que te ayudarán a perder peso por la mañana

No importa cuáles sean sus objetivos de pérdida de peso. Este artículo es para ti.

Hacer algunos pequeños cambios en tu rutina matutina puede ayudarte a perder peso y no recuperarlo.

Este artículo te contamos hábitos simples de la mañana para incorporar como rutina.

1. Comer un desayuno alto en proteínas

Lo que comes en el desayuno puede establecer el rumbo para todo el día.

Comer un desayuno rico en proteínas puede ayudar a reducir los antojos y a perder peso.

En un estudio con 20 niñas adolescentes, comer un desayuno rico en proteínas les redujo los antojos después de las comidas con mayor eficacia que un desayuno con proteínas normales.

Otro estudio demostró que comer un desayuno rico en proteínas se asociaba con un menor aumento de grasa y una reducción de la ingesta diaria y el hambre, en comparación con un desayuno con proteínas normales.

La proteína también puede ayudar a perder peso al disminuir los niveles de grelina, la “hormona del hambre” que es responsable de aumentar el apetito.

Para ayudar a que el día comience bien, se recomienda fuentes de proteínas como los huevos, el yogur griego, el requesón, las nueces o las semillas de chia, entre otros.

2. Beber mucha agua

Comenzar la mañana con un vaso o dos de agua es una manera fácil de mejorar la pérdida de peso.

El agua puede ayudar a aumentar su gasto de energía, o la cantidad de calorías que su cuerpo quema, durante al menos 60 minutos.

En un estudio, se comprobó beber (500 ml) de agua condujo a un aumento del 30% en la tasa metabólica, en promedio.

Además, el agua puede reducir el apetito y la ingesta de alimentos en algunas personas.

De hecho, la mayoría de los estudios sobre el tema han demostrado que beber (1–2 litros) de agua por día puede ayudar a perder peso.

Comenzar la mañana con agua y mantenerse bien hidratado durante todo el día es una excelente manera de aumentar la pérdida de peso con un mínimo esfuerzo.

3. Pesarse

Subirse a la báscula y pesarse cada mañana puede ser un método eficaz para aumentar la motivación y mejorar el autocontrol. Varios estudios han asociado pesarse diariamente con una mayor pérdida de peso.

El pesarse cada mañana también puede ayudar a fomentar hábitos y conductas saludables que pueden promover la pérdida de peso.

Para obtener mejores resultados, pésate justo al despertarte. Hágalo después de usar el baño y antes de comer o beber algo.

Además, recuerde que su peso puede fluctuar diariamente y puede verse influido por una variedad de factores. Concéntrese en el panorama general y busque tendencias generales de pérdida de peso, en lugar de fijarse en los pequeños cambios cotidianos.

4. Tomar un poco el sol

Abrir las cortinas para permitir que entre la luz del sol o pasar unos minutos más al aire libre cada mañana puede ayudar a impulsar tu pérdida de peso.

Un estudio descubrió que la exposición a niveles incluso moderados de luz en ciertos momentos del día puede influir en el peso.

La exposición a la luz solar también es la mejor manera de satisfacer sus necesidades de vitamina D. Algunos estudios han encontrado que cumplir con los requisitos de vitamina D puede ayudar a perder peso e incluso prevenir el aumento de peso.

La cantidad de exposición al sol que necesita puede variar según el tipo de piel, la estación y la ubicación. Sin embargo, dejar pasar un poco de luz solar o sentarse afuera durante 10 a 15 minutos cada mañana puede tener un efecto beneficioso sobre la pérdida de peso.

5. Practica Mindfulness

El Mindfulness es una práctica que implica centrarse completamente en el momento presente y concienciar a sus pensamientos y sentimientos.

Se ha demostrado que la práctica mejora la pérdida de peso y promueve hábitos alimenticios saludables.

Practicar el Mindfulness es simple. Para comenzar, intente pasar cinco minutos cada mañana sentado cómodamente en un espacio tranquilo y conectándose con sus sentidos.

6. Hacer ejercicio

Realizar algo de actividad física a primera hora de la mañana puede ayudar a aumentar la pérdida de peso.

Ejercitarte en la mañana también puede ayudar a mantener los niveles de azúcar en la sangre constantes a lo largo del día. El bajo nivel de azúcar en la sangre puede provocar muchos síntomas negativos, incluido el hambre excesiva.

7. Duerme más tiempo

Irse a la cama un poco antes o ajustar su despertador más tarde para comprimir algo de sueño adicional puede ayudar a aumentar la pérdida de peso.

Varios estudios han encontrado que la falta de sueño puede estar asociada con un aumento del apetito.

La falta de sueño también se ha relacionado con un aumento en la ingesta de calorías.

Establecer un horario de sueño saludable es improtante en la pérdida de peso, junto con comer bien y hacer ejercicio. Para maximizar sus resultados, intente dormir al menos ocho horas por noche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here