9 maneras de mejorar tu salud mental hoy mismo

masaje

La salud mental es mucho más que un diagnóstico. Es su bienestar psicológico general: la forma en que se siente acerca de usted mismo y los demás, así como su capacidad para manejar sus sentimientos y lidiar con las dificultades cotidianas. Y aunque cuidar su salud mental puede significar buscar apoyo y tratamiento profesional, también significa tomar medidas para mejorar su salud emocional por su cuenta. Hacer estos cambios dará sus frutos en todos los aspectos de su vida. Puede mejorar su estado de ánimo, desarrollar resiliencia y aumentar su disfrute general de la vida:

1. Dígase algo positivo. 

Las investigaciones muestran que la forma en que piensa sobre sí mismo puede tener un efecto poderoso en cómo se siente . Cuando nos percibimos a nosotros mismos y nuestra vida negativamente, podemos terminar viendo las experiencias de una manera que confirma esa noción. En su lugar, practique el uso de palabras que promuevan sentimientos de autoestima y poder personal. Por ejemplo, en lugar de decir: “Soy un perdedor. No conseguiré el trabajo porque me hundí en la entrevista”, inténtalo, “no lo hice tan bien en la entrevista como me hubiera gustado, pero eso no significa que no vaya a conseguir el trabajo “.

2. Escriba algo por lo que esté agradecido. 

La gratitud se ha relacionado claramente con la mejora del bienestar y la salud mental, así como con la felicidad . El método mejor investigado para aumentar los sentimientos de gratitud es llevar un diario de gratitud o escribir una lista diaria de gratitud. En general, contemplar la gratitud también es eficaz, pero es necesario practicar con regularidad para experimentar beneficios a largo plazo. Encuentra algo por lo que estar agradecido, deja que llene tu corazón y disfruta de ese sentimiento.

3. Concéntrese en una cosa (en el momento). 

Ser consciente del momento presente nos permite soltar emociones negativas o difíciles de experiencias pasadas que nos agobian. Empiece por concienciar sobre las actividades de rutina, como ducharse, almorzar o caminar a casa. Prestar atención a las sensaciones físicas, sonidos, olores o sabores de estas experiencias le ayuda a concentrarse. Cuando su mente divague, simplemente devuélvala a lo que está haciendo.

4. Ejercicio. 

Su cuerpo libera endorfinas que alivian el estrés y mejoran el estado de ánimo antes y después de hacer ejercicio, por lo que el ejercicio es un poderoso antídoto contra el estrés, la ansiedad y la depresión . Busque pequeñas formas de agregar actividad a su día, como subir las escaleras en lugar del ascensor o dar una caminata corta. Para obtener el mayor beneficio, intente hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día y trate de hacerlo al aire libre. La exposición a la luz solar ayuda a su cuerpo a producir vitamina D, lo que aumenta su nivel de serotonina en el cerebro. Además, el tiempo en la naturaleza es un reductor de estrés comprobado.

5. Come una buena comida. 

Lo que comes nutre todo tu cuerpo, incluido tu cerebro. Los carbohidratos (en cantidades moderadas) aumentan la serotonina, una sustancia química que ha demostrado tener un efecto calmante sobre el estado de ánimo. Los alimentos ricos en proteínas aumentan la noradrenalina, la dopamina y la tirosina, que ayudan a mantenerse alerta. 

Y las verduras y las frutas están cargadas de nutrientes que alimentan todas las células de su cuerpo, incluidas las que afectan a los químicos cerebrales que regulan el estado de ánimo. Incluya alimentos con ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 (que se encuentran en el pescado, las nueces y la linaza). Las investigaciones muestran que estos nutrientes pueden mejorar el estado de ánimo y restaurar la integridad estructural de las células cerebrales necesaria para la función cognitiva.

6. Ábrase a alguien.

Saber que los demás te valoran es importante para ayudarte a pensar de forma más positiva. Además, ser más confiado puede aumentar su bienestar emocional porque a medida que mejora en la búsqueda de los aspectos positivos en otras personas, mejora en el reconocimiento de los propios. 

7. Haz algo por alguien más. 

Las investigaciones muestran que ayudar a los demás tiene un efecto beneficioso sobre cómo te sientes contigo mismo. Ser útil y amable, y ser valorado por lo que hace, es una excelente manera de desarrollar la autoestima . El significado que encuentre en ayudar a los demás enriquecerá y ampliará su vida.

8. Tómate un descanso. 

En esos momentos en los que todo parece demasiado, aléjate y haz cualquier cosa menos lo que te estaba estresando hasta que te sientas un poco mejor. A veces, lo mejor que se puede hacer es un simple ejercicio de respiración: cierre los ojos y respire profundamente 10 veces. Para cada uno, cuente hasta cuatro mientras inhala, manténgalo mientras cuenta hasta cuatro y luego exhale por otros cuatro. Esto funciona de maravilla casi de inmediato.

9. Vete a la cama a tiempo. 

Una gran cantidad de investigaciones ha demostrado que la falta de sueño tiene un efecto negativo significativo en su estado de ánimo. Trate de acostarse a la misma hora todos los días y practique buenos hábitos para dormir mejor. Estos incluyen apagar las pantallas durante al menos una hora antes de acostarse, usar la cama solo para dormir o realizar actividades relajantes y restringir las bebidas con cafeína por la mañana.

Empezar hoy. Tiene el poder de tomar medidas positivas ahora mismo para mejorar su resiliencia y salud emocional. No espere hasta estar en una crisis para hacer de su salud mental una prioridad. Además, es más fácil formar nuevos hábitos cuando te sientes fuerte. Luego, puede implementar esos hábitos cuando más los necesite. Elija algo de este artículo que le resuene y pruébelo. Luego, prueba con otra cosa. Poner en práctica rutinas, hábitos y patrones regulares lentamente lo ayudará a sentirse mejor a través del cambio gradual.